Israel da marcha atrás a su plan para segregar a los palestinos en los autobuses

Foto: Un soldado israelí solicita la identificación a un palestino (Reuters)

Apenas 24 horas después de que entrase en vigor la polémica medida para prohibir a los palestinos de Cisjordania viajar en los mismos autobuses que los colonos, Netanyahu desautoriza a su Ministro de Defensa al paralizar el programa de segregación.La medida ha causado polémica tanto dentro de Israel como fuera de sus fronteras y ha sido calificada de “racista“.

Ayer comenzó a aplicarse el programa piloto ideado por el Ministro de Defensa Israelí, Moshe Yaalon, por el cual los palestinos residentes en Cisjordania que acuden a trabajar a Jerusalem tienen prohibido utilizar los mismos autobuses que los colonos de los asentamientos. Esta situación fuerza a los palestinos a tomar otras rutas menos directas para llegar a sus puestos de trabajo, alargando todavía más los tiempos de viaje que necesitan para desplazarse desde sus hogares, debido a los controles a los que son sometidos a diario en los chekpoints israelíes. Yaalon había aceptado la tesis de los colonos que sostenían que la segregación era una herramienta necesaria por cuestiones de seguridad.

Sin embargo, según informa el diario hebrero Haaretz, el primer ministro Benjamin Netanyahu ha ordenado la paralización de la medida segregadora ante las fuertes críticas que han arreciado por parte de casi todo el arco parlamentario del Kneset y en un contexto de presión internacional. El líder de la oposición, el laborista Isaac Herzog, ha considerado que “la separación de palestinos y judíos en autobuses públicos es una humillación ilegal y mancilla al país y a sus ciudadanos”. Además, en su perfil de la red social Facebook ha resaltado que la segregación de los palestinos generaría “odio hacia Israel”

El ex ministro del Interior y miembro del mismo partido que Netanyahu, el conservador Likud, Guideon Saar, también se pronunció en contra al estimar que se causa un “grave daño a la imagen de Israel“. El único partido que ha mostrado cierta simpatía por la medida ha sido Hogar Judío, socio de gobierno del Likud, que suscita bastante apoyo entre la población colona. Mientras tanto, la ONG judía Yesh Din (Hay Justicia) calificaba la medida de “racista” y anunciaba su intención de recurrirla al Tribunal Supremo.

Israel también ha recibido presiones desde el exterior, justo estos días se encuentra de gira por la región la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, con la intención de entrevistarse con líderes israelíes y palestinos. Además, la petición de Palestina para expulsar a Israel de la FIFA también se sustenta en la segregación que Israel aplica en los equipos de fútbol de los asentamientos donde no se permite la participación de jugadores palestinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>